BACOREHUIS F2015, NUEVA VARIEDAD DE TRIGO HARINERO PARA ÁREAS DE RIEGO EN MÉXICO

Contenido principal del artículo

Héctor E. Villaseñor-Mir
Julio Huerta-Espino
René Hortelano Santa-Rosa
Eliel Martínez-Cruz
María F. Rodríguez-García
Ernesto Solís-Moya
Jorge I. Alvarado-Padilla
Alberto Borbón-Gracia
Gabriela Chávez-Villalba
Héctor Cortinas-Escobar
Eduardo Espitia-Rangel
Leodegario Osario-Alcalá
Juan Martínez-Medina

Resumen

México debe de importar anualmente, de Estados Unidos y Canadá, el 68.9 % del trigo panificable (Triticum aestivum L.) que consume, para satisfacer su demanda nacional (SADER, 2021). En México, las zonas de riego en las que se siembra el trigo enfrentan problemas como desabasto de agua, reconversión a cultivos más rentables y presencia de enfermedades como roya amarilla (Puccinia striiformis f. sp. tritici) y roya de la hoja (P. triticina). En cambio, los principales países exportadores de trigo harinero basan su producción en siembras de secano (temporal), lo que reduce sus costos y además colocan en el mercado un grano con la calidad que la industria demanda. En consecuencia, el trigo harinero mexicano que se produce en áreas de riego debe competir en precio, volumen de producción y calidad industrial con el trigo importado (Solís et al., 2014). Una opción para enfrentar esta problemática es mediante la siembra de variedades que conjunten alto potencial de rendimiento, tolerancia a enfermedades foliares y calidad industrial adecuada, por lo que el Programa de Trigo del INIFAP pone a disposición de los productores de trigo harinero de riego en México la variedad Bacorehuis F2015.

Detalles del artículo

Sección
Nueva Variedad

Artículos más leídos del mismo autor/a

<< < 1 2 3 4 5 6 7