H-553C, HÍBRIDO DE MAÍZ DE CALIDAD PROTEÍNICA PARA EL TRÓPICO HÚMEDO DE MÉXICO

Contenido principal del artículo

Mauro Sierra-Macías
Artemio Palafox-Caballero
Octavio Cano-Reyes
Flavio A. Rodríguez-Montalvo
Alejandro Espinosa-Calderón
Antonio Turrent-Fernández
Noel Gómez-Montiel
Hugo Córdova-Orellana
Narciso Vergara-Ávila
Rodrigo Aveldaño-Salazar
José A. Sandoval-Rincón
Sabel Barró-Freyre
José Romero-Mora
Filiberto Caballero-Hernández
Miguel González-Corona
Esteban Betanzos-Mendoza

Resumen

En México, el maíz (Zea mays L), es el cultivo alimenticio más importante. A pesar de que su contenido proteínico (11 %) y sus proporciones de los aminoácidos esenciales lisina y triptofano son bajos (0.29 y .067 % respectivamente), en promedio proporciona 39 % de la proteína asimilable y el 59 % de la energía que ingieren los mexicanos. El consumo anual aparente de maíz es de 209.8 kilogramos por persona (Morris y López, 2000). En la región tropical húmeda del sureste de México se siembran anualmente 2.5 millones de hectáreas con maíz, que representan aproximadamente 40 % de la superficie total nacional dedicada a este cultivo y el rendimiento promedio no supera las dos toneladas por hectárea. A partir de 1996, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), en colaboración con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), han generado y evaluado híbridos y variedades de maíz de alta calidad de proteína (MCP), materiales también denominados QPM (Quality Protein Maize), que contiene hasta 100 % más lisina y triptofano que los maíces comunes sembrados actualmente. La lisina y el triptofano son aminoácidos componentes de las proteína, esenciales para el crecimiento y desarrollo humano.

Detalles del artículo

Sección
Nueva Variedad

Artículos más leídos del mismo autor/a

1 2 3 > >>